Ignasi me habla pausado, pero seguro, conoce cada detalle de su proyecto y sobre todo sabe exactamente cuál es la esencia, el motor que lo lleva adelante y el por qué tantas personas están sumándose. Y no es otra cosa que los valores personales. Al acabar la entrevista con Ignasi algo había cambiado en mí, porque hasta ese momento no había reflexionado seriamente sobre esta realidad que nos parece que está lejos. Pero no, la tenemos puesta y nos hacemos los que no sabemos. Sigue leyendo porque también cambiará algo en ti.

Quién eres Ignasi?

Soy un joven de 19 años y siempre me defino como el menor de 4 hermanos.  Porque marca mucho mi manera de ser. Se aprende mucho de los hermanos.

Cuéntame de Ethical Time, ¿cómo nace la primera aplicación de moda sostenible?

Considero que debemos ser coherentes con los valores que tenemos y entonces un día decidí que no quería seguir comprando ropa que fomentase el trabajo con esclavos. A partir de ahí hice una investigación, que me llevo un año, y descubrí que existían muchas tiendas pero la gente no les conocía, porque llegar a ellas era muy complicado.

Cuando comencé a comprar en esas marcas la gente de mi entorno me preguntaba, ¿dónde te compraste esa camiseta? O… necesito un pantalón ¿dónde me lo puedo comprar? Porque estoy de acuerdo contigo. Me convertí en asesor de indumentaria sostenible entre las marcas y las personas.

A partir de ahí surgió la idea. Para ello presenté un borrador del modelo en el concurso de la universidad y un profe me apoyó.  Si bien yo sabía que no iba a ganar, porque el borrador era muy básico, tomé la decisión de seguir adelante aunque no ganase. Y no gané. Pero continué contándoles de mi proyecto a profesores y compañeros. Y se “metieron” conmigo, confiaron en mi propuesta.

Hicimos una campaña de crowsfounding y superamos las expectativas. Fue también la primera prueba de que había muchas personas que pensaban como yo. Pedíamos 20.000 € y conseguimos 23.000€.

¿Y les apoyaban?

¡Qué va!  Antes de empezar todo el mundo nos decía que no lo conseguiríamos. Incluido Barcelona Activa. Nadie creía en el proyecto, ni que se fuera a conseguir.

¿Qué marcó la diferencia?

Que las personas están de acuerdo con los valores del proyecto, independientemente de si luego utilizarán la App o no. La clave de todo el proceso es que no voy dirigido a un cliente concreto, sino que voy en búsqueda de las personas que compartan los valores de esas otras personas que no quieren que se usen esclavos para fabricar ropa.

En Ethical Time le pedimos a las marcas que como mínimo los productos que ofrezcan sean un 70% sostenible, esto quiere decir que no sólo han de tener una línea de producto sostenible sino el 70%.

¿Cuánto cuesta una camiseta fabricada de manera sostenible?

Una camiseta normal la puedes encontrar a partir de 3 euros. Una camiseta sostenible la puedes encontrar a partir de 13 euros como precio medio.

¿Y que le dices a quien te lea y esté rumiando un proyecto? ¿Claves?

– La idea tiene que ser buena

– Te tiene que apasionar porque vas a dedicar cantidades de horas que nadie te pagará

– Tienes que desarrollar la idea correctamente, porque ahí se verá si realmente es una buena idea. En el desarrollo de la idea es donde reside toda la complejidad y el verdadero quid de la cuestión

– Comunicar bien la idea. El cómo comunicar tu idea es súper importante. Tienes que comunicar con la convicción de que ambos se beneficiarán del proyecto. Una persona puede ser muy buena en comunicación, pero tiene que creerse que eso que hace vale mucho y vale de verdad por el poder de cambio que tu proyecto pueda tener en las personas.

No tienes que comunicar el proyecto de tal manera que quien te escuche sienta que colaborando contigo te hace un favor. Ese es un error, porque ambas partes se beneficiaran, no necesitas favores sino colaboradores. Cuando haces ese cambio es cuando las otras personas te toman enserio.

Al final es las ganas de hacer las cosas, la dedicación que le pongas, eso es lo importante.

¿Cómo ves a la sociedad adulta?

Está preocupada sobre todo por el trabajo, por no encontrar trabajo. Por si estás trabajando y te puedan echar. Tenemos que pensar que todas las personas tenemos un gran poder con los conocimientos que tengamos, y eso no te lo puede quitar nadie. Realmente no menospreciar lo que sabemos. Tenemos que tener confianza en nuestra carta de presentación.

¿La maestra que te marcó? Todos tenemos una o varias.

Mi maestra de primer grado potenciaba mi manera de ser. No nos hacía las clases normales, nos incentivaba a contar como nos sentíamos. Fue un aprendizaje emocional.

Mi profe de instituto fue la que siempre me apoyó y me corregía los textos para presentarme a concursos literarios. Ella también es escritora, incluso fuimos finalistas en un mismo concurso.

Mi profe de universidad. Si no hubiese sido por él, Ethical Time no estaría. Me dijo: yo confío en ti y creo en este proyecto. No entiendo del mercado, pero creo en como lo quieres hacer y te ayudaré en lo que haga falta. Y estos son los profes que vas a recordar para siempre.


Ignasi también escribe, su última novela se llama “Un projecte de bojos”

Es para motivar a las personas que realmente descubran lo que les apasiona. Son las conversaciones entre un profesor y un alumno.

Y me fui con una amplia sonrisa, porque seguro que hay muchos “Ignasis” más que ahora mismo no solo sueñan, sino que concretan en proyectos innovadores y que son consecuentes con su filosofía de vida. Y además nos interpelan, a todos.

Raquel Banchio
Últimas entradas Raquel Banchio (ver todas)
0

Finalizar Compra