Es pronto, camino por La Rambla en busca de fotos que cuenten el después posterior al después inmediato. Camino y me dejo de llevar, el olor a flores de La Rambla ha sido invadido por el de cera.

Intento un primer acercamiento con uno de los quiosqueros, les explico que colaboro con Ciutat Nova y estoy buscando retratos para Historias Vivas… Sus miradas entonces se ensombrecen y me dicen:
Por favor no queremos más fotos, ni hablar ya de lo que ha pasado porque lo hemos pasado muy mal.

Les digo entonces que mi objetivo es tan solo retratarles las manos… que no quiero preguntarles nada más, que quiero solo poder hacerles unas fotos y respetar su silencio.

Cambian entonces de actitud y se dejan fotografiar sin problemas, pidiéndome por favor que no salgan sus nombres, que no salgan ni tan siquiera su localización porque se sienten algo cansados.

La misma situación se repitió en los demás quioscos y locales que pedí fotos.

Al cabo de un rato caminando en silencio decidí sentarme  en una terraza, tomarme un café y escribir estas líneas con la sensación que me queda al recorrer La Rambla y haber intercambiado unas palabras con los comerciantes de por aquí.

Mi sensación es que estas personas se sienten quizás algo cansadas de hablar y hablar de lo que ya hace 7 días ha pasado. Uno de los quiosqueros me decía:

Estoy muy aturdido sabes? Porque aún no logro asimilarlo, y aún hay mucho dolor. Entiendo que las personas necesiten dejar un recuerdo, que nos pregunten, que sean solidarios con lo que hemos vivido pero ya han pasado muchos días y ahora me parece que los memorándums puestos son una atracción turística más. Me hace mal ver aún las flores… me aturde tanto cartel… tanta foto y poco silencio.

Estas visiones me hacen reflexionar una vez más respecto a como algo tan profundamente doloroso e incomprensible se torna casi mundano. Mientras estaba sentada había quien se hacía selfies tan frívolamente. Inmediatamente se me vino al corazón la única imagen que de verdad quiero guardar de todo esto y es ésta…
El dolor más grande solo puede traer paz con el bálsamo más potente y eficaz: el amor

Acerca del autor

Fotógrafa en Raquel Banchio Fotografía Vivencial | Web | Más artículos

Fotógrafa Vivencial desde 2014. Colabora en Ciutat Nova con la sección de Historias Vivas y la imagen visual de la revista.

0

Finalizar Compra