En tándem hacia una adolescencia más justa

AFEV nació en Francia el año 1991 como una asociación de voluntariado social dentro del marco sindicalista universitario. La misión de la entidad era y sigue siendo, después de estos casi treinta años de trayectoria, promover la lucha contra las desigualdades sociales y educativas de niños y jóvenes en exclusión, poniendo el foco en la participación juvenil solidaria.

Entre los años 2007 y 2008, AFEV, con la voluntad de expandirse por Europa, llegó a Cataluña en forma de un pequeño y prematuro proyecto en el barrio de la Barceloneta con unas acciones de voluntariado social. Diez años más tarde, se abrió una sede en Valencia, convirtiéndose en la segunda delegación de AFEV fuera de Francia.

El proyecto más grande y con más repercusión en Cataluña es el primero que se implementó en la Barceloneta y que arraigó con fuerza en el territorio: el de mentoría social. Este proyecto, llamado En Tándem, está protagonizado por chicas y chicos en edad escolar y sus respectivos mentores y mentoras, personas jóvenes en edad universitaria.

“A França mobilitzen anualment uns 7000 joves en accions solidàries. A Catalunya tenim cada any uns 125 voluntaris i voluntàries, però el mèrit aquí és que una gran part d’aquests joves, a l’any següent repeteixen. I a València tenen uns 35 tàndems cada any.” Laura Cardús, coordinadora d’accions educatives i de voluntariat dins l’AFEV.

Olympia, estudiante de Economía en la Universidad Pompeu Fabra y colaboradora en la sección De Sobremesa de Ciutat Nova, fue mentora en el proyecto En Tándem hace un par de cursos. Cuando su voluntariado acabó, quiso seguir conectada con AFEV y ahora es una de las embajadoras de la entidad. “Una de las mejores cosas que la mentoría me aportó fue ver que, aunque obviamente yo no podía cambiar el mundo de mi mentorada, sí que noté un cambio durante estos meses. Darse cuenta de que has tenido un impacto positivo en la vida de una persona es una sensación indescriptible”, revive Olympia sobre el proyecto En Tándem.

Seguir formando parte de AFEV como embajadora, ha permitido a Olympia tener una visión mucho más amplia del papel que juega la entidad en la vida de muchas personas, las cuales cada día son más y más. “Entidades como esta son muy necesarias hoy en día por la tendencia de la sociedad de individualizarlo todo que, en muchos casos, reporta consecuencias negativas. En cambio, este proyecto es casi revolucionario porque busca un cambio social de forma comuna y no individual”, reflexiona la embajadora de AFEV.

Retos del Presente

La sitLa situación actual nos ha puesto contra las cuerdas a todos, y más a entidades como AFEV donde el contacto semanal del mentor y el mentorado es una parte indispensable del trabajo social que hacen. “Hemos dado las indicaciones a los mentores y mentoras para que continúen la mentoría a distancia, porque este vínculo que se ha creado en estos meses se mantenga en la medida de los posible”, explica Laura Cardús. Hay que tener en cuenta, además, que muchos de estos niños y niñas que participan en el programa En Tándem, se encuentran actualmente en viviendas y entornos que no son los más adecuados, a parte de la pobreza tecnológica que pueden sufrir. Es por eso que, des de AFEV y tal como afirma Cardús, a pesar de la distancia, se están intentando paliar estas situaciones el máximo posible: “Estamos buscando dispositivos, donaciones y hasta financiación para comprar ordenadores nosotros mismos y repartirlos”.

Otra vertiente que supone un reto actualmente es la académica. Los niños y niñas han pedido el contacto directo con el apoyo escolar y para aquellos adolescentes que, de entrada, ya estaban menos motivados, esto puede tener consecuencias irreversibles. Desde AFEV, aun no siendo una entidad con un objetivo académico, han considerado que, por el momento actual, sí que es necesario incidir en este punto.

 

Mireia Baró
Últimas entradas Mireia Baró (ver todas)
0

Finalizar Compra