hands_of_god_and_adamDesde el principio, el hombre ha sido consciente de que “algo más grande” ha creado y mantiene la vida en nuestro planeta. Algo más grande mantiene la rutina inamovible de los días y las noches, de las estaciones del año, de los nacimientos y las muertes. Algo más grande actúa sin que aparentemente importe nuestra difusa y cambiante opinión humana. Como seres vivos, hemos desarrollado la creencia de que ese “algo más grande” es otro ser vivo con cualidades especiales, de que mantiene su existencia a través del tiempo y del espacio por lo que posee cualidades de omnipresencia, omnipotencia e inmortalidad. La creencia de que de alguna manera estamos unidos, dependientes y sujetos a sus leyes. La creencia de que coexisto con mi creador una inteligencia no física, que se manifiesta físicamente en todo el Universo conocido y hemos desarrollado una creencia de que cuanto mejor nos llevemos con nuestro creador mejor nos irá, cuanto mejor entendamos las leyes de su creación mejor nos irá. Así pues, busco la conexión con mi creador, mi fuente, mi ser interior, mi dios o busco en la expresión de su creación el conocimiento de las leyes físicas, perceptibles y mesurables. De una forma o de otra, todos buscamos conocer a Dios. La práctica de la oración y de la meditación es común a todos los tiempos, todas las religiones y todas las civilizaciones. El llamado Camino del Silencio nos acerca al Creador a través de la sabiduría del Corazón, sede de nuestras facultades espirituales como son el Amor y la Unidad.

Montse Bravo

Sobre l´autor

Més articles

Ciutat Nova: Revista trimestral on descobrim i compartim històries i projectes inspiradors i propers per enfortir #vincles positius. #diàleg

0

Finalitzar Compra