Un pacto por una nueva economia

“Los jóvenes son capaces de escuchar con el corazón los gritos cada vez más angustiosos de la Tierra y de sus pobres que claman por ayuda y responsabilidad, o sea, por alguien que responda y no se vuelva hacia el otro lado”. Papa Francisco

1. ORIGEN

La Economía de Francisco” responde a la voluntad del papa de caminar hacia otra economía y, por este motivo, lanza una propuesta a los jóvenes, a quienes ve como agentes de cambio y define como “canteras de esperanza para construir otros modos de entender la economía”.

Durante tres días – aplazado de marzo a noviembre- estos jóvenes van a compartir ideas y propuestas sobre los grandes temas de la economía, las finanzas, el desarrollo, el ambiente y la pobreza.

2. CRITERIOS

El Comité científico, encabezado por la Economía de Comunión, ha convocado a algunos de los economistas y emprendedores más sensibles al espíritu de la Oikonomia de Francisco (Francisco de Asís y del papa Francisco), –ver recuadro– para poder dar a los jóvenes lo mejor de las reflexiones y prácticas económicas de hoy en el mundo. Ciertamente, han sido escogidos en base a sus competencias y experiencias en materias tales como la economía, las finanzas, las nuevas tecnologías, pero también la sociología y la filosofía, para posibilitar un diálogo lo más plural posible sobre los grandes temas de la economía de hoy. Además, participarán algunos emprendedores para compartir experiencias e historias como símbolo de una economía que se pone en discusión y en tela de juicio.

3. UN PROCESO

Según Luigino Bruni, director científico del evento, el de Asís “será un momento dedicado al pensamiento económico de los jóvenes; no será la conferencia habitual donde los profesores hablan y los jóvenes toman notas, sino donde los jóvenes hablan y opinan sobre el mundo, sobre la economía, sobre la pobreza, sobre el medio ambiente, porque tienen cosas que decir y nosotros sólo tenemos que escucharles.”

El solo hecho de que se congreguen en torno a los mismos desafíos muestra el inicio de un proceso que se pretende que continúe en el tiempo.

4. RETOS

El mayor desafío es el de contribuir a la construcción de nuevos modelos económicos capaces de “restituir un alma a la economía”, en palabras de Francisco. Según cuenta, Maria Gaglione, responsable de la secretaría científica del evento, “Los problemas estructurales de la economía global tienen necesidad de un continuo diálogo entre los diversos aspectos de la economía y de la ecología. Hoy en día, no puede pensarse en la sostenibilidad ambiental y, por lo tanto, en el cuidado de la casa común o en el desarrollo económico dejando aparte la justicia hacia los pobres. Tienen que repensarse, pues, los modelos de crecimiento para que sean capaces de garantizar el respeto del ambiente, la dignidad de los trabajadores, la equidad social y los derechos de las generaciones futuras. El reto es mantener juntos todos estos aspectos, que no están separados entre sí, sino íntimamente conectados.”

Para ello, los participantes se dividirán en grupos de trabajo sobre 12 áreas temáticas para elaborar propuestas sobre los principales problemas y cuestiones de la economía actual y futura:

  1. empresas en transición
  2. trabajo y cuidados
  3. gestión y don
  4. finanzas y humanidad
  5. agricultura y justicia
  6. energía y pobreza
  7. beneficios y vocación
  8. políticas y felicidad
  9. CO2 de la desigualdad
  10. negocios y paz
  11. la economía es mujer
  12. vida y estilos de vida.

5. ASÍS HOY

“En el gesto, de todos conocidos, de despojarse de las riquezas del negocio de su padre para dedicarse a su nueva vida, Francisco de Asís, –sigue Gaglione– está el inicio de otra economía, el hecho del nacimiento de una oikos–nomos diferente que ya no está gestionada por la búsqueda de beneficios y ganancias, sino de la charis: la gratuidad. Además, fueron franciscanos algunos de los más importantes teóricos de la economía medieval, y por los franciscanos nacieron los Montes de Piedad, las primeras instituciones de microfinanzas sin ánimo de lucro. Por la pobreza elegida libremente por los franciscanos, nacieron instituciones sine merito para liberar a pobres que no habían elegido la pobreza, sino que la habían sufrido. Aquella primera gratuidad, hizo que surgiera una economía y una cultura de la gratuidad, que ha liberado y continúa liberando a multitud de pobres. Sólo quien conoce la gratuidad puede dar vida a nuevas economías, porque es la gratuidad la que da el justo valor al dinero, a los beneficios, a la vida.”

Durante los días del evento, los jóvenes tendrán la posibilidad de visitar los lugares de Francisco y de conocer la historia y los momentos importantes de su vida, para preguntarse personal y conjuntamente qué significa construir una economía nueva y quienes son los descartados, los marginados de nuestro sistema. Hay que reconstruir una nueva economía integral, partiendo de la solución de los problemas estructurales de la economía mundial.

Ciutat Nova
Últimas entradas Ciutat Nova (ver todas)
0

Finalizar Compra